Machu Picchu celebra su aniversario sin visitantes debido al coronavirus. | Fuente: AFP

Cerrada desde marzo por la pandemia, la ciudadela inca de Machu Picchu, joya del turismo peruano, celebra este viernes sin visitantes el 109º aniversario de su descubrimiento por parte del explorador estadounidense Hiram Bingham.

La ciudadela de piedra permanece vacía desde que se decretó la emergencia sanitaria el 16 de marzo y aunque las autoridades esperaban reabrirla este viernes, desistieron porque los contagios han seguido en alza.

"El año pasado vinieron muchas personas al aniversario, pero en esta ocasión lastimosamente no vamos a tener visitantes porque no hay una fecha de apertura de Machu Picchu todavía", dijo Darwin Baca, alcalde del distrito de Machu Picchu.

"La fecha de reapertura no está definida. Posiblemente sea en el mes de agosto porque se están incrementando los casos en el Cusco", declaró Baca.

El gobernador de Cusco, Jean Paul Benavente, había anunciado hace 11 días que la ciudadela inca quedaría habilitada a las visitas el 24 de julio si había condiciones de bioseguridad, pero cinco días después él mismo contrajo el coronavirus en medio de un alza de casos en esa región surandina, y su plan quedó en riesgo.

El alcalde de Cusco, Ricardo Valderrama Fernández, engrosó el viernes la lista de autoridades contagiadas de esta ciudad tras dar positivo por COVID-19, informó la municipalidad cusqueña.

 

| Fuente: AFP

Patrimonio de la Humanidad

El alcalde Baca indicó que la decisión de posponer la reapertura fue tomada en una reunión entre representantes del gobierno regional y del ministerio de Cultura.

Dijo que todavía se deben instalar centros de pruebas rápidas de COVID-19 en las estaciones de trenes y contar con una ambulancia. El municipio ya colocó cámaras de desinfección para los pasajeros del ferrocarril.

Según los nuevos protocolos de bioseguridad, solo podrán ingresar 675 turistas por día a la ciudadela, dijo el alcalde.

Antes de la pandemia, ingresaban entre 2 000 y 3 000 personas por día, y en temporada alta, hasta 5 000. En marzo, en el último día de visita, ingresaron 2 500 personas.

En medio de la pandemia el gobierno aprobó este mes un límite de 2 244 turistas diarios, siguiendo una recomendación de expertos de la Unesco, para evitar el deterioro del sitio arqueológico, designado como Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1983. La medida regirá en la pospandemia.

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra, indicó que algunos protocolos sanitarios no han sido aprobados todavía.

"Lo que falta es aprobar el protocolo que permita el ingreso y flujo de los turistas. Aun no hay una fecha exacta, faltan realizar coordinaciones antes de reiniciar las visitas", declaró Neyra a Andina.

Inicialmente, el gobierno tenía previsto reabrir Machu Picchu el 1 de julio para reactivar la economía y el turismo, pero desistió por temor a contagios de poblaciones aledañas. Luego pensó hacerlo el día 24.

Perú mantiene cerradas sus fronteras hace más de cuatro meses, lo que provocó el colapso del turismo en la ciudad del Cusco, donde unas 100 000 personas viven de esa actividad.

(Con información de AFP)