Perú registró 56 fallecidos por la COVID-19 en las últimas 24 horas. | Fuente: AFP

Perú, el país con la tasa de mortalidad relativa de la COVID-19 más alta del mundo, presentó este sábado la cifra diaria más baja de fallecidos por el coronavirus desde abril al registrar 56 en las últimas 24 horas.

Hay que remontarse hasta el 27 de abril, día en el que fallecieron 54 personas, para encontrar un valor menor al presentado este sábado por el Ministerio de Salud en su boletín diario.

En total hay 32 665 fallecidos confirmados por la COVID-19, aunque desde que comenzó la pandemia el Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef) registra más 78 000 muertes por encima de las cifras de fallecimientos de años anteriores, lo que incluye tanto las muertes confirmadas como las sospechosas del coronavirus SARS-CoV-2.

Los nuevos contagios se situaron en 3 331, lo que aumentó el acumulado de casos hasta los 824 895 desde que el 6 de marzo se detectara el primer paciente.

En contraprestación, 5 223 pacientes recibieron el alta epidemiológica tras vencer al patógeno, por lo que Perú superó la barrera de los 700 000 recuperados.

Eso también llevó a que el número de casos activos continúe descendiendo considerablemente y se encuentre ligeramente por encima de los 91 000, después de que en la última semana de agosto se registrasen más de 167 000 de manera simultánea en todo el país.

De todos ellos apenas 7 222 están hospitalizados, casi la mitad de las más de 14 000 camas ocupadas con pacientes de COVID-19 que había hace apenas mes y medio.

EE.UU. dona 250 respiradores

En medio de esta situación, Perú sumó 250 nuevos respiradores artificiales donados por Estados Unidos a la espera de una segunda ola de contagios de contagios que las autoridades dan casi por segura.

Los 250 ventiladores mecánicos están valorados en 3,5 millones de dólares y se suman a los 250 que el Gobierno estadounidense ya donó en junio para completar el lote de 500 que había prometido como apoyo para enfrentar la pandemia.

Estos equipos médicos fueron entregados este sábado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) al Gobierno peruano en una ceremonia donde participó el primer ministro, Walter Martos, junto a los ministros de Relaciones Exteriores, Mario López, y de Salud, Pilar Mazzetti.

Gracias a esta donación, junto a otra de 125 ventiladores mecánicos de la patronal peruana y una compra estatal de 400 de estos equipos a China, Perú ha conseguido ampliar la capacidad de sus unidades de cuidados intensivos (UCI) a medida que avanzaba la expansión del SARS-CoV-2 en el país.

Al inicio era uno de los países con menos ventiladores mecánicos para la población, pues apenas disponía de 276 para pacientes de COVID-19 cuando se decretó la emergencia y cuarentena nacional, mientras que hoy rondan los 1 500.

(Con información de EFE)


NUESTROS PODCASTS:

‘Espacio Vital’: ¿Es posible reinfectarse con el nuevo coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: