Defensoría del Pueblo
La Defensoría del Pueblo recordó a la ciudadanía que, frente a casos de desaparición de personas, es su derecho acudir a la dependencia policial más cercana a sentar su denuncia. | Fuente: Andina/Referencial

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa demandó a la Policía Nacional del Perú (PNP) brindar una atención oportuna, diligente y libre de estereotipos ante las denuncias por desaparición de personas que se realizan en las comisarías.

El organismo público demandó también una participación activa de los Centros Emergencia Mujer (CEM) en todos los casos ligados a mujeres, niñas y adolescentes para garantizar un soporte integral a las víctimas y a su entorno.

En una supervisión realizada por la oficina defensorial se obtuvo información de la Policía Nacional referente a la desaparición de 251 personas de enero a julio del presente año (108 hombres y 143 mujeres), de las cuales solo se ubicaron a 218.

"Se tomó conocimiento que, desde el inicio de la emergencia sanitaria, un total de 46 mujeres han sido reportadas como desaparecidas (20 adultas y 26 menores de edad); si bien han aparecido 42, aún no se conoce el paradero de las cuatro restantes", señaló en un comunicado la Defensoría del Pueblo.

Frente a estos graves hechos, el jefe de la oficina defensorial, Ángel María Manrique, se reunió el pasado 18 de agosto con la jefatura de la Trata de Personas de la PNP y con el coordinador Regional del CEM Arequipa para verificar cómo se viene realizando la labor y conocer las acciones que se despliegan frente a la desaparición de las personas.

"El área de personas desaparecidas de la PNP debe mantener un trabajo coordinado con los CEM a fin de que, en los casos en que se identifique violencia, se oriente a las víctimas para que procedan conforme al D.L.1428, y se les brinde soporte emocional y social para que no incurran en conductas que generen su desaparición", dijo.

La Defensoría del Pueblo exigió, además, una atención integral a favor de la persona desaparecida mediante la atención oportuna de estas instituciones con apoyo de los centros de salud mental.

"La Gerencia Regional de Salud debe fortalecer la capacidad y calidad operativa para atender casos derivados de la desaparición de personas en los centros de salud mental a su cargo", expresó Ángel María Manrique.

El organismo público recordó que, ante los casos de desaparición de mujeres en un contexto de violencia de género, la PNP tiene la obligación de tramitar las denuncias correspondientes y debe articular con los CEM para que esta pueda intervenir de acuerdo a su competencia (incluso, cuando aparece, para asegurar una atención integral de la afectada).

"Estas diligencias deben garantizar una atención oportuna y de calidad de las denuncias. Para ello, es necesario que el personal de la PNP y del CEM se encuentre sensibilizado respecto de la problemática y esté capacitado en el abordaje de casos de violencia de género", agregó.