Andina

Como cada tercer domingo de julio, este día 20 se celebra por quinta vez consecutiva en el Perú el Día del Pollo a la Brasa. Una tradición culinaria peruana que puede convertirse en algo dañino si se excede en los condimentos y las gaseosas.

Pedro Tirado, nutricionista de los hospitales del Seguro Social, SISOL, de Villa El Salvador (VES) dio valiosas y saludables recomendaciones para celebrar sin que afecte la salud.

Tirado explicó que un cuarto de pollo tiene hasta 900 calorías lo que equivale a un almuerzo. Pero se puede convertir en cuatro almuerzos al agregarle las papas fritas, las cremas y la gaseosa.

"Es un plato suculento que se convierte en 4 mil calorías al agregarle grandes cantidades de sal, los condimentos las papas fritas. Se trata de un platillo altamente energético y calórico", dijo.

El pollo a la brasa es un platillo que se consumía en momentos de júbilo, por ejemplo Fiestas Patrias, pero hoy se ha esparcido en su consumo con la aparición de innumerables cadenas de comida rápida.

Por eso, continuó, es muy importante comerlo con moderación y siguiendo algunos consejos.

Ayuda mucho quitarle el pellejo, reducir las cremas y la cantidad de papa; teniendo en cuenta que esta última cuenta con 9 calorías cada una.

Se debe reducir las papas y aumentar la cantidad de ensalada disminuyendo las cremas y sustituyéndolas con ají.

Incluya en la ensalada los rabanitos y la palta. Este último vegetal tiene grasa de origen vegetal lo que impide que la grasa animal del pollo se convierta en colesterol.

"A más consumo de grasa vegetal, como el aceite de oliva, las aceitunas y la palta, habrá menos gordura. No olvidar el consumo de jugos de papaya y toronja", concluyó.