Gobernador de Lambayeque pide cierre de casinos y discotecas: “Son la perdición de la humanidad”

La autoridad regional pidió el cierre de estos locales y de los casinos porque, según comentó, se genera" desorden y descontrol". "Los casinos son la perdición de la humanidad. Inclusive vuelve ludópata a la gente, enfermos psicológicamente”, comentó. 

Gobernador regional pidió el cierre de discotecas y casinos de Chiclayo.
Gobernador regional pidió el cierre de discotecas y casinos de Chiclayo. | Fuente: RPP Noticias

El gobernador regional de Lambayeque, Anselmo Lozano Centurión, criticó el funcionamiento de discotecas y casinos, donde asisten gran cantidad de personas, al considerarlos un foco infeccioso ante la segunda ola de contagios de la COVID-19.

La autoridad solicitó al Ejecutivo que estos establecimientos sean cerrados, porque considera que son la "perdición" de la humanidad.

“Que cierren las discotecas. ¿Qué nos interesa las discotecas y casinos en este momento? Los casinos son la perdición de la humanidad. Inclusive vuelve ludópata a la gente, enfermos psicológicamente”, comentó.

En declaraciones a RPP Noticias, Lozano dijo que todos los fines de semana se registra una asistencia masiva de jóvenes a centros nocturnos, y es un "esfuerzo vano" de la Policía Nacional y la Municipalidad Provincial de Chiclayo, realizar operativos en estos locales que vuelven a abrir sus instalaciones y se burlan de la ley.

Locales cambian de giro

Sobre este tema, el subgerente de Fiscalización de la Municipalidad de Chiclayo, Pavel Toro, dijo que se evalúa revertir las licencias de al menos 10 negocios de este tipo porque cambiaron su giro y ahora son usados como centros de diversión los fines de semana.

Abren como restaurante, colocan su cocina y después sacan su cocina y se convierten en locales de diversión. Se les inspecciona, se les sanciona, pero pagan las multas y vuelven a reabrir, pero eso ya trae una sanción por atentar contra la salud pública”, agregó.

El funcionario remarcó que estos locales funcionan como restobares que no cumplen con las medidas sanitarias.

En Chiclayo, estos establecimientos funcionaban al 40%, en el marco de la cuarta fase de reactivación económica. Pero debido a los altos niveles de contagio en Lambayeque, ahora deberán operar al 20% de su capacidad.