La familia denuncia que no hay detenidos ni avances en la investigación. Por estos motivos están evaluando medidas legales contra la empresa Lamsac, concesionaria de esta vía. | Fuente: Línea Amarilla

Hace poco más de un mes, una familia fue asaltada en el túnel de la Línea Amarilla que conecta el Callao con San Juan de Lurigancho. Las víctimas aún no pueden olvidar el terrible momento que pasaron cuando fueron interceptados por sujetos armados.

Pese a las evidencias que se muestran en un vídeo de seguridad, la familia denuncia que no hay detenidos ni avances en la investigación. Por estos motivos están evaluando medidas legales contra la empresa Lamsac, concesionaria de esta vía.  

“Se manejan hipótesis en las investigaciones de la policía sobre si existe una complicidad entre los señores de Línea Amarilla y estas bandas delictivas para que puedan actuar impunemente”, dijo el abogado de la familia, José Carlos Álvarez, quien aseguró que iniciaran una denuncia penal y una demanda por indemnización de daños y prejuicios.

El asalto se registró el pasado 20 de abril, cuando una familia regresaba del aeropuerto Jorge Chávez con dirección a la Molina. Para evitar la congestión vehicular decidieron tomar el túnel de la Línea Amarilla sin pensar que serian víctimas de la delincuencia.

“Estábamos recogiendo a mi suegra del aeropuerto. Tomamos la línea amarilla que para nosotros era la zona más segura para llegar a la Molina o a Surco. Pasaron tres minutos desde que pagamos el peaje y nos intercepta un vehículo, bajan tres sujetos armados”, cuenta Melissa Villavicencio, una de las afectadas.

“En ese momento nos quedamos en shock. Pensamos que nos iban a secuestrar porque fue terrible. Encapuchados con guantes. Nos bajaron del carro y nos despojaron de todas las cosas que teníamos, luego se llevaron el carro nos quedamos en pleno túnel”, agrega.

Melissa detalló que el personal de la empresa de Línea Amarilla no les presto la atención necesaria. “La gente del túnel nos decía que salgamos de la vía a través de sus parlantes. En ese momento no nos atendieron, 25 minutos después recién vino un carro y nos dijeron que teníamos que esperar a la policía. Luego de una hora llegó una camioneta con dos policías que ni siquiera sabían a qué comisaría llevarnos”, contó.

Por su parte, la concesionaria Lamsac reiteró su solidaridad con la familia por lo ocurrido en la vía Línea Amarilla. Según informaron a través de un comunicado, el día del incidente prestaron atención inmediata a las víctimas, quienes lograron hallar su vehículo en Breña.

“Nuestro personal brindó soporte permanente a las víctimas, incluso trasladándolos a su domicilio en dos ocasiones, con el fin de recoger el duplicados de las llaves del vehículo robado, llevarlos a la comisaría de Chacra Colorada en Breña (donde fue hallada la camioneta robada) y de retornarlos posteriormente a su hogar aproximadamente a las 03:00 del domingo 21 de abril”, dice el comunicado de Lamsac.

 


¿Qué opinas?