EFE

El Ministerio de Salud (Minsa) descartó que exista una epidemia de influenza AH1N1 en el Perú ni un incremento de casos, al precisar que esta enfermedad se ha vuelto estacional en el mundo, es decir que se presenta todos los años desde lo ocurrido en México en 2009.

El director de Epidemiología del Minsa, Martín Yagui, indicó que se han reportado 46 casos de AH1N1 en todo el territorio nacional, entre enero y julio, mientras que en  2012 la cifra alcanzó los 141.

“En este momento no tenemos un incremento de casos de AH1N1. Esta enfermedad apareció en 2009 y desde entonces, todos los años hemos tenido casos; el año pasado se presentaron 141; en 2011 fueron 135, y en lo que va del año son 46. La mayoría se reportó en Lima”, sostuvo.

Señaló que si bien no hay brote o epidemia, esto no debe ser un condicionante para descuidar las medidas de prevención contra los virus respiratorios, sobre todo en la actual época de bajas temperaturas.

Indicó, en ese sentido, que se debe reforzar el lavado de manos, cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo al estornudar y toser, o con un pañuelo descartable  para no diseminar el virus. Las infecciones respiratorias se trasmiten de persona a persona a través del estornudo y la tos.

Grupos de riesgo

El especialista recordó que los grupos de riesgos más vulnerables a esta enfermedad son los niños menores de cinco años y los mayores de 60; las personas con enfermedades crónicas como diabetes, males cardiovasculares, renales, cáncer, VIH, asma, enfermedad pulmonar crónica y las gestantes.

“En estas personas la vacunación contra la influenza AH1N1 es vital y puede significar la diferencia entre la vida y la muerte”, indicó.

Por su parte, la coordinadora de la Estrategia Sanitaria de Inmunizaciones del Minsa, Vilma Vargas, dijo que para este año se adquirió 1’700,000 dosis de vacunas de influenza adulto y 1’200,000 dosis pediátricas, que se encuentran distribuidas en todos los establecimientos de salud y EsSalud del país para los grupos de riesgo.

Además, el jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), Cesar Cabezas, dijo que el Minsa tiene la capacidad tecnológica y de diagnóstico para esta enfermedad y otros virus, pues tras la pandemia de México sus laboratorios adquirieron la capacidad de identificar todos los microrganismos que circulan.

“Actualmente estamos en capacidad de hacer pruebas en tiempo real y con la mayor tecnología”, refirió.

El paciente que falleció en el Hospital Sabogal de EsSalud en el Callao se encontraba dentro del grupo de riesgo con diabetes, asma y tenía un cuadro de insuficiencia hepática (cirrosis). Hasta la fecha es el único fallecido por esa causa en el país.

Andina