Vacunación
La vacunación contra la COVID-19 para pacientes oncológicos comenzó en junio del 2021. | Fuente: Andina

La Dirección de Prevención y Control de Cáncer del Ministerio de Salud (Minsa) informó que los pacientes con enfermedad oncológica de 12 años a más deben acudir por su dosis de refuerzo contra la COVID-19 tres meses después de recibir la segunda vacuna.

En un comunicado, el sector explicó que aquellos pacientes que reciban tratamiento con el medicamento rituximab deben ser evaluados de manera individual por su médico especialista para autorizar la vacunación, dado su condición de vulnerabilidad.

"Tras el inicio de la aplicación de la dosis de refuerzo a personas con comorbilidades a nivel nacional, los pacientes con cáncer en el país han recibido al menos 24 027 dosis contra la COVID-19, lo que representa al 29 % de una población objetivo de 81 611 personas", detalló.

El director de Prevención y Control de Cáncer del Minsa, Víctor Palacios, precisó que la vacunación contra la COVID-19 para pacientes oncológicos comenzó en junio del 2021 y gracias a ello se ha podido aplicar más de 167 000 dosis. De esta cifra, 73 122 corresponden a la primera dosis y 69 850 a la segunda dosis. Esta última cifra equivale al 86 % de la población objetivo correctamente vacunada.

"La estrategia de vacunación ha sido una de las intervenciones más importantes que se ha logrado implementar en este año, dado que ha permitido disminuir la mortalidad por COVID-19 en la población oncológica", señaló Palacios tras enfatizar que un paciente con cáncer puede desarrollar cuadros más graves de la COVID-19. "Por eso requerimos que se vacunen con su primera y segunda dosis, así como la dosis de refuerzo, para que tengan una inmunidad continua", puntualizó.

NAVIDAD Y AÑO NUEVO

El Minsa remarcó que, ante el riesgo de propagación de la variante ómicron y la proximidad de las fiestas de fin de año, es importante que las familias y población en general tomen en cuenta la alta vulnerabilidad de los pacientes oncológicos antes de visitarlos o hacerlos partícipes de reuniones sociales.

“Vemos que, de alguna forma, las familias han disminuido las medidas de prevención. Más aún en fiestas muchos rompen la burbuja social pues llegan los hijos, los nietos y demás familiares, aumentando el riesgo de contagio de un familiar con cáncer, que es altamente vulnerable, más aún si se encuentra en pleno tratamiento oncológico", advirtió Palacios.

BRECHA DE NO VACUNADOS

A la fecha, de acuerdo con los datos oficiales del Minsa, un total de 8489 pacientes oncológicos aún no se han vacunado contra la COVID-19, razón por la que el sector Salud viene desarrollando una serie de estrategias para aproximar las vacunas a este grupo poblacional vulnerable.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

‘Espacio Vital’: ¿Qué se sabe sobre la efectividad de las vacunas?