Las calles de la ciudad de Chiclayo, en la región Lambayeque, amanecieron este jueves 25 de diciembre con enormes montículos de basura y desperdicios, debido a que los obreros del servicio de limpieza pública no salieron a trabajar en Navidad.

Los trabajadores no han laborado  porque el municipio no cumplió con entregarles la canasta navideña con víveres, tal como lo había ofrecido la alcaldesa, Elizabeth Montenegro Dávila.

En un rápido recorrido hecho por las principales arterias de la Ciudad de la Amistad, se pudo notar basura acumulada en las calles céntricas como Balta, Luis Gonzáles, Pedro Ruiz, Leoncio Prado y Quiñonez, donde los desechos generaron olores fétidos y la presencia de moscas que incomodaron a los vecinos.

“Los vecinos somos los más afectados, justo hoy en Navidad no trabajan, este es un servicio básico, creo que las autoridades deben tomar más consciencia”, indicó un vecinos de la avenida Quiñonez.

Panorama más triste se pudo observar en el populoso distrito de José Leonardo Ortiz, donde la basura se acumuló en montículos de hasta un metro de altura en las calles como Agricultura, Leguía, avenida Chiclayo, entre otros.

Cabe precisar que en el municipio de Chiclayo son mil 200 obreros de limpieza que han amenazado en acatar medidas más radicales si la autoridad edil no cumple con los ofrecimientos.

Lea más noticias de la región Lambayeque