Las revelaciones de trabajadores y extrabajadores del hotel abren la posibilidad de que Paolo Guerrero haya sido contaminado por una negligencia en los procesos del hotel. | Fuente: Fotos: Andina

El Swissôtel Lima contraataca en el proceso judicial que lleva con el delantero de la Selección Peruana, Paolo Guerrero. Esta vez el hotel denunció que Valeria Arroyo Garcés de García, esposa de uno de los abogados del jugador, trató de sobornar a uno de los mozos que atendió al equipo nacional.

“Al comprobar que, en realidad, se trata de un plan urdido (de difamación) desde noviembre de 2017, el Swissôtel decidió presentar evidencias. La primera acción ha sido denunciar a la Sra. Valeria Arroyo Garcés de García por el delito de Obstrucción a la justicia. Para tal efecto, hemos presentado ante la fiscalía correspondiente las pruebas de un intento de soborno a uno de los mozos que atendió a la selección peruana”, se lee en el comunicado.

Además, el documento acusa a Paolo Guerrero y a sus abogados de entablar una campaña difamatoria contra el hotel, la cual tuvo su cúspide el pasado 5 de mayo cuando se presentó -en un programa periodístico- testimonios de trabajadores y extrabajadores del hotel quienes afirmaban que hubo una “contaminación cruzada”.

Según el hotel, estos últimos testimonios “formaban parte de un único plan orquestado con la finalidad de fabricar testigos para darle apariencia de validez a un hecho que jamás ocurrió: la contaminación cruzada alegada por el Sr. Guerrero”. 


¿Qué opinas?