Dirigentes de transporte urbano señalan que el Gobierno no ha articulado soluciones desde el año pasado
Dirigentes de transporte urbano señalan que el Gobierno no ha articulado soluciones desde el año pasado | Fuente: Composición RPP

Hasta hoy domingo, el Ejecutivo no ha podido llegar a un acuerdo final con los gremios de transporte urbano que han anunciado un paro que iniciará mañana lunes 4 de julio, con lo cual más de 16 mil unidades en Lima y Callao dejarán de brindar el servicio.

Al respecto, RPP Noticias conversó con dos dirigentes de estos gremios que han convocado a la medida de fuerza. Se trata de Ricardo Pareja, presidente de la Cámara de Transporte Urbano (CTU) y Joaquín Rosas, presidente de la Federación de Taxis y Colectivos (Fentac). Ambos coincidieron en que el paro será inminente ante la incapacidad del Ejecutivo para cumplir compromisos ya asumidos.

"Recién el viernes, el Premier convocó a mesa de diálogo"

Ricardo Pareja, presidente de la CTU, señaló que, pese a que la medida de fuerza fue anunciada el lunes 27 de junio, recién el Ejecutivo convocó a una mesa de diálogo con los gremios de transporte el último viernes 2 de julio. Dicha reunión, según señala, no fue exitosa.

"Nosotros hemos recibido la invitación del Premier recién el día viernes, hace 2 días. Como ayer no pudimos tocar todos los temas, se trasladaron al MTC las reuniones. Ayer sábado hemos pasado muchas horas conversando y no hubo un acuerdo", afirmó el dirigente.

Además, subrayó que esta problemática de su sector no es reciente sino que data desde el año pasado en que hubo conversaciones con el Ejecutivo, pero no se han cumplido los compromisos.

"Nosotros firmamos actas desde el mes de noviembre [...] con el Premier, con Dina Boluarte, con el ministro de Transportes, en la cual nos comprometíamos mutuamente a buscar soluciones coherentes. Desgraciadamente, ninguno de los puntos que se pusieron en el acta se cumplieron", afirmó.

En ese sentido, precisó que hay 3 puntos principales en los que no se ha llegado a un consenso y "son asuntos importantes", como el alza del precio de los combustibles que, según indicó Pareja, "hace imposible el seguir trabajando a pérdida".

"Ayer que tuvimos reunión con los funcionarios del MTC y del MEF se nos manifestó que la debilidad económica de nuestro país hace que no pueda haber subsidios. Nosotros, con mucha pena, dijimos que si el transporte formal no recibe una compensación del Estado, entonces estaríamos destinados a la quiebra, como ya muchas empresas están pasando", sostuvo.

Sin embargo, ante esa situación, el presidente de la CTU indicó que su gremio ha propuesto una alternativa de solución que consiste en un "rescate finaciero" sin que el Gobierno "tenga que intervenir con fuertes cantidades de dinero".

"Muchas de las principales empresas formales adquirimos buses en un escenario que permitía trabajar de manera normal. Pero, por la pandemia, bajaron nuestros ingresos [y no] hemos podido cumplir con las cuotas de los vehículos que hemos adquirido [...] Lo que estamos pidiendo es que haya una moratoria similar a [...] Reactiva Perú, que el Estado pueda tender los canales para que tengamos la posibilidad de oxigenación para cumplir con nuestras cuotas", sostuvo Pareja.

Por otro lado, el dirigente señaló que su gremio también ha presentado una propuesta "para una verdadera reforma de transportes", pero que el Gobierno no la ha tomado en cuenta hasta el momento. Sin embargo, reafirmó que seguirán prestos al diálogo.

"Si las autoridades nos llaman a las 5 o 6 de la mañana para darle solución a nuestros temas, nosotros, con el mayor de los gustos, vamos a estar dispuestos al diálogo, no para imponer un capricho sino para que prime la razón", puntualizó.

 

Dirigentes señalan que, pese a las actas de compromiso, el Gobierno no ha cumplido con dar soluciones
Dirigentes señalan que, pese a las actas de compromiso, el Gobierno no ha cumplido con dar soluciones | Fuente: Andina

"No hay voluntad política para resolver el conflicto"

Joaquín Rosas, presidente de la Fentac, señaló que su gremio tiene voluntad de diálogo, pero que el Ejecutivo "no tiene voluntad política" para resolver el conflicto, ya que en noviembre se firmaron actas "donde ellos se comprometían en resolver varios petitorios pendientes, pero hasta ahora nada".

"Esto es solo un calmante para levantar el paro, porque ellos se comprometieron a levantar una mesa técnica exprés para poder resolver rápidamente los problemas que estaban en manos del MTC, porque había otros que podía resolverlos el Congreso que ya se debían haber tocado en una mesa técnica permanente. Pero nunca llegó a funcionar ni la mesa exprés ni la mesa permanente", explicó Rosas.

En ese sentido, precisó que su sector ha sido el más golpeado durante la pandemia pues el Gobierno, según dijo, no los incluyó en la reactivación económica ni dispuso bonos para los taxistas y ahora están siendo afectados por el alza del precio de los combustibles.

"Nosotros estamos siendo afectados por el alza de combustibles ya que, si bien es cierto se promueve el cambio a GNV, los vehículos son convertidos [y] deben utilizar gasolina. Si antes, durante la semana, echábamos 30 o 35 soles de gasolina como mínimo, hoy estamos echando 120, 150 soles [...] Ahora, el GNV tampoco está tan barato, ha vuelto a subir sus costos", explicó.

Debido a esta situación, Rosas señaló que muchos conductores dejan la formalidad porque, en la informalidad, "no tienen intervenciones y trabajan más libres".

"Esto se está volviendo un caos. Si vemos San Juan de Lurigancho (SJL) y la av. Wiesse, es increíble como salen un montón de cousters viejas, sin SOAT, con conductores extranjeros sin licencia de conducir; camionetas 4x4 haciendo colectivo sin estar autorizadas, hay mucho colectivo [...] Esto está generando una congestión enorme y una convulsión en nuestro país", alertó.

Ante ello, señaló que muchas de sus propuestas no han sido escuchadas por el Ejecutivo y no se han resuelto sus problemas de manera real.

"De parte de los taxistas formales, hay voluntad de sentarnos, de reunirnos para solucionar la problemática del país, pero las autoridades nos cierran las puertas. Cuando hay una paralización, ellos sí quieren sentarse, tomamos algunos acuerdos y luego no se cumple nada. Entonces nos sentimos realmente burlados por las autoridades y, por eso, este lunes 4 de julio, todos los taxistas invocamos a hacer un apagado de motor", sostuvo.

 

También en provincias

Por otro lado, diversos gremios de provincias se han sumado a la medida de fuerza convocada para mañana en Lima y el Callao. En Ucayali, Julio Quinteros, presidente de la Federación de Motocarguistas de dicha región, señaló en RPP Noticias que más de 70 mil unidades de motocarga sufren el alza del precio de combustibles.

"Nadie quiere realizar un paro, una huelga porque es una situación difícil económicamente, pero la inestabilidad, la incapacidad de este Gobierno nos empuja a realizar una huelga indefinida. No confiamos en el Presidente, no confiamos en el Congreso de la República que está legislando a espaldas del país", sostuvo el dirigente.

En ese sentido, criticó que el Parlamento haya archivado la ley de masificación del gas en el país y consideró que se están "cuidando los intereses económicos de la empresa Repsol y de los griferos".

"Nosotros nos plegamos a la huelga indefinida no porque queremos hacerlo, sino porque es una necesidad de emergencia salir a las calles y decirle al Gobierno que, a través de decretos supremos, de resoluciones, dé respuesta, dé solución a los grandes problemas del transporte en Ucayali y el país", afirmó.

También en La Libertad, Trujillo, más de 30 mil conductores de transporte urbano acatarán el paro indefinido de mañana, según señaló Elias Blas De La Cruz, presidente de la Coordinadora Regional de Transportistas de La Libertad.

Blas señaló que, a nivel regional, hay dos problemas principales: la masificación del abastecimiento de GNV y el uso de aplicativos móviles que vienen afectando al gremio de taxistas, ya que, con esa modalidad, no se cumple con presentar ningún documento en regla. Por ello piden que se regule la actividad de conductores que trabajan con aplicativos.

Al paro se unirán los gremios de conductores de micros y combis como Certull, Coretralib y 6 gremios de taxis. La flota de todos estos gremios representa al 80% del transporte urbano de Trujillo.

A su vez, en Ica, aproximadamente 10 mil transportistas de la provincia acatarán un paro de 24 horas este lunes. Además, 55 empresas de transportes realizarán una marcha pacífica por las calles de la ciudad, según anunció Raúl Villa, dirigente de la Asociación de Transportistas Profesionales de Ica.

El dirigente precisó que no bloquearán la Panamericana Sur, y que su principal pedido es que el Gobierno regularice el elevado costo de los combustibles que afecta económicamente a su gremio.