Huelga Nacional de Sindicato de Trabajadores del Distrito Judicial de Lambayeque
20 trabajadores estarán como retenes para atender estas audiencias pendientes de casos como "Los Monos de San Antonio", organización dedicada a la extorsión. | Fuente: RPP Noticias

Tres paros nacionales se desarrollan este jueves 21 de noviembre. El primero de ellos es convocado por los médicos de la Federación Médica Peruana, quienes iniciaron el pasado miércoles un paro nacional de 48 horas, en demanda del incremento del presupuesto para el sector Salud y el aumento salarial.

“Queremos que se incremente el 0,5 del PBI por año, que es aproximadamente 3 mil quinientos millones de soles. Este año solo nos han incrementado 278 millones, que no nos va alcanzar para nada”, explicó el presidente de la Federación Médica, Danilo Salazar Oré, en declaraciones a los medios a las afueras del Ministerio de Salud.

Hasta esa seda, ubicada en el distrito de Jesús María, también llegó un grupo de representantes de la Federación Médica Peruana. Ellos exigen, entre otras demandas, la asignación del 0,5% del PBI al sector salud para el año 2020; la reglamentación de la ley que fortalece la función rectora del Minsa en las regiones, el ascenso automático  en la carrera médica; el nombramiento del 100% de los médicos que han sido excluidos; el nombramiento al 100% de los médicos contratados (en cualquier modalidad); el cumplimiento del tercer tramo de la escala salarial y el pago de la deuda a los médicos jubilados y cesantes.

Los representantes de la Federación Médica ya se han reunido con la ministra de la cartera de Salud, Elizabeth Hinostroza, quien el pasado martes instó a los profesionales a priorizar las necesidades de los pacientes y garantizar su atención en todos los establecimientos mientras se realizan las coordinaciones y se llega a consensos.

SUTEP

A principios de noviembre, el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) anunció la realización de un paro nacional de 24 horas, acordado durante su IV Asamblea Nacional de Delegados.

El paro tiene como propósito exigir el incremento de la inversión y educación al 6% del Producto Bruto Interno (PBI), el cierre de la brecha en infraestructura educativa y el pago de la deuda social.

“Con el presupuesto destinado para el 2020 será imposible cerrar la desigualdad educativa, ya que la crisis del sector es cada vez más evidente con problemas como la brecha en infraestructura, déficit de material pedagógico, falta de psicólogos, entre otros”, indicó el secretario general del SUTEP, Lucio Castro.

A pesar de la medida, el Ministerio de Educación informó a través de sus redes que hoy las clases se realizarían con normalidad en todas las instituciones educativas del país. El Comité Regional de la Internacional de la Educación en América Latina expresó su apoyo a la huelga docente, pero la ministra de esta cartera, Flor Pablo, aseguró hace varios días que el paro no cumplía con los requisitos exigidos por ley para ser considerado legal.

PODER JUDICIAL

También declarada ilegal, el sindicato de trabajadores judicial FENASIPOJ-PERÚ convocó a una huelga nacional indefinida para demandar acuerdos con el Ministerio de Economía, que tiene a la cabeza a María Antonieta Alva. Entre otras demandas, se exige a esta cartera aprobar el retiro de S/130 millones del presupuesto del Poder Judicial.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial en Arequipa, Marlene Huaranca, aseguró que en su departamento se suspenderán cerca de 100 mil audiencias a propósito de las manifestaciones. En este sentido, afirmó que no solo los ciudadanos serán afectados, sino también los trabajadores que tendrán que llevar a cabo el trabajo aplazado.

Esta medida busca exigir mejoras salariales para los trabajadores y el aumento en el Presupuesto del Sector Público para el 2020. En los días que dure la paralización solo se atenderán casos de personas detenidas en flagrancia, reos en cárcel, y casos de violencia familiar.

A pesar de que la Corte Suprema de Justicia declaró ilegal la paralización, esta mañana 1300 trabajadores judiciales de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque acataron la huelga en Chiclayo y exigieron una nueva escala remunerativa y el nombramiento de los trabajadores CAS.

Según informaron los dirigentes del paro a RPP Noticias, durante la paralización se dejarán de atender 3 mil audiencias y 6 mil expedientes no se tramitarán por cada día de paro, mientras que en la carceleta del Poder Judicial permanecen 80 personas detenidas durante las últimas organizaciones delictivas desarticuladas.