Percy Bereche

El comerciante Luis Alberto Quezada Camizán (50) denunció en la comisaria de Piura a cuatro serenos por presunto abuso de autoridad.

Indicó que cuando estaba vendiendo gorros, lentes y otras cosas por Año Nuevo lo golpearon y le quitaron su mercadería, repartiéndosela entre ellos.

Junto a él también fueron agredidos sus hijos que lo acompañaban en la venta. A Luis Alberto Quezada Silva le desviaron el tabique y al menor de 14 años le dejaron marcado el cuerpo por los varazos que recibió por parte de los efectivos del Serenezgo.

Quezada precisó que el hecho ocurrió el 31 de diciembre pasado y que los serenos sin medir palabra le quitaron su canguro con mil 500 soles y la mercadería valorizada en 2 mil soles.

El comerciante pidió a la alcaldesa Ruby Rodríguez justicia, pues los serenos que están plenamente identificados se burlaron de ellos indicando que son contratados y nadie los puede expulsar de su trabajo.

Lea más noticas de la región Piura.