Piura: La veneración al Señor de la Exaltación de Huarmaca

Su festividad data del siglo XIX y la escultura al parecer recorrió Guayaquil, Paita y Piura antes de llegar a ser venerada de forma permanente en Huarmaca.

Ver su rostro es apreciar algo fino y delicado, los detalles de su cara, cabello, el color de su tez hacen que la gente quede maravillada al ver la escultura del Señor de la Exaltación de la Cruz de Huarmaca, en la provincia de Huancabamba (Piura).

La veneración al Señor de la Exaltación no tiene una fecha exacta que marque su inicio, pero según algunos pobladores, como el expresidente de la hermandad, Jorge Carrasco nos recuerda que esta data del siglo XIX.

Nos cuenta que antes eran pocas las familias que se comprometían con esta celebración religiosa; pero desde hace unos 10 años se han ido sumando más personas, así como organizaciones que buscan realzar y difundir la fe en el Señor de la Exaltación.

Carrasco asegura que la actividad se ha convertido también en una puerta para hacer conocer los atractivos del distrito, sus costumbres, comidas y por supuesto su religiosidad, que ahora ha ayudado a incrementar la actividad turística, pues los hospedajes se encuentran copados por estos días de fiesta.

Otro atractivo dentro de esta celebración es la Feria Artesanal, donde se congregan representantes de los 192 caseríos que conforman el distrito de Huarmaca y quienes venden entre otros artículos sus platos típicos, bebidas y venta de productos agrícolas, algunos de los cuales lo hacen con sus vestimentas típicas.

Otro aspecto importante que nos resalta Carrasco Tineo es que el templo Santa Ana fue elevado hace unos años a Santuario, a través de una resolución de la Santa Sede luego de las coordinaciones realizadas por el obispo Daniel Turley.

Festividad del Señor de la Exaltación

Esta comenzó el 3 de setiembre y se extenderá hasta el 16, el primer día de fiesta se realizó un recorrido procesional solo alrededor de la plaza de armas, como un manifiesto que comenzaron las celebraciones en su honor.

El segundo recorrido procesional es mucho más extenso y concurrido, este se realizará el 14 de setiembre partiendo del templo Santa Ana, donde permanece la escultura todo el año para ser venerada, aquí la imagen es llevada en hombros desde el mediodía hasta la 01:00 a.m. , pues pasa por toda la ciudad.

Para el 15 de setiembre el júbilo de los fieles y visitantes se aprecia en cada lugar de la ciudad de Huarmaca donde se concentran todos bailando y festejando la fiesta patronal, siendo su bebida principal el famoso Rompope, a base de huevos batidos, azúcar, cañazo y en algunos casos hasta algarrobina, que dan como resultado un espumante coctel.

Finalmente, el 16 retornará la imagen hacia el templo Santa Ana, donde pernoctará hasta el próximo año, en espera que cada vez más personas se sumen a esta fiesta de fervor y religiosidad en Huarmaca.

Por: Lina Fiestas

Lea más noticias de la región Piura