RPP/David Mamani

Un nuevo escándalo remece nuevamente a la Municipalidad Provincial de San Román (región Puno), esta vez por la denuncia que hizo la regidora Sonia Calderón Mamani, sobre un caso de acoso sexual por parte de un funcionario de la gerencia de administración tributaria.

La concejal lanzó la denuncia en la sesión de consejo municipal desarrollada la noche de ayer, indicando que la familiar de la trabajadora edil, Luz Marina Esquivel se le habría acercado solicitando su ayuda.

“Yo como mujer voy a defender y quiero que conste en acta que todo gerente o subgerente que quiera aprovecharse de su situación de ser funcionarios de la municipalidad y quiera acosar a una señorita será retirado de la municipalidad”, enfatizó durante el pleno del concejo.   

Por su parte el alcalde Oswaldo Marín Quiro, increpó al gerente de ésta área, Nilo Soto, a que haga el descargo correspondiente como responsable de esta gerencia.

 

Lea más noticias de la región Puno