Foto: RPP/Liliana Flores

Al compás de la banda de músicos de la Policía Nacional se realizó la tradicional bajada del Cristo Crucificado, Señor de Luren, en el interior de la capilla provisional del Santo Patrono en Ica.

Este acto de profunda fe católica contó con la participación de los miembros de la hermandad, autoridades, congregación carmelitana y pobladores que ya preparan la venerada imagen y el anda para iniciar el recorrido procesional a las 7 en punto de la noche.

El párroco del templo, Alberto Dávila Panta, manifestó que debemos vivir intensamente esta semana llena de reflexión.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional