Rosario Rodr

Los habitantes de Pueblo Nuevo y José Abelardo Quiñones, que suman más de 500 personas, en el distrito de Papayal, exigen al alcalde de Papayal de este sector que cumpla con dotar de agua y desagüe a sus comunidades. Aseguraron que el agua que reciben del camión cisterna municipal es insuficiente.

Los dirigentes comunales de Pueblo Nuevo precisaron, además, que el pozo tubular que les abastecía de agua está malogrado desde hace dos años. Afirmaron que en vista de ello, muchos se vieron obligados a consumir agua del río en las últimas semanas, lo que provocó enfermedades gastrointestinales en niños y adultos.

Por su parte, el dirigente vecinal de José Abelardo Quiñones, Edilbrando Tiburcio Córdova, manifestó que su localidad no cuenta con los servicios de agua, alumbrado y telefonía. Precisó que algunos lugareños tienen celulares pero para que funcionen, sus dueños deben trasladarse hasta la ciudad de Zarumilla.

Los pobladores de ambos caseríos llegaron a la ciudad de Tumbes tras la convocatoria hecha por la Asociación de Ronderos de Zarumilla, que pide a las autoridades regionales ser tomados en cuenta para el Plan de Seguridad Ciudadana de Tumbes.

Lea más noticias de la región Tumbes