Pedro Castillo, presidente de la República.
Pedro Castillo, presidente de la República. | Fuente: Presidencia

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Una de las peores consecuencias de la seguidilla interminable de nombramientos ministeriales es que la política parece reducirse a escoger personas con ligereza, defenderlas mientras se pueda y echarse a buscar a sus reemplazos, quizás con una ligereza aun mayor. El ejercicio de poner y sacar ministros sin calificaciones distrae de los objetivos de fondo de la acción política: diseñar y ejecutar acciones destinadas a mejorar la calidad de vida de las personas. El problema de fondo viene de la inadecuación entre el ideario de Perú Libre y los tímidos intentos de aportar realismo y sentido común. El ideario es una caricatura del leninismo que no sirve para gobernar en una sociedad democrática y pluralista. Las encuestas muestran que los ministros que más aprobación tienen son los que intentan asumir las buenas cosas hechas antes de su llegada al poder y en el mejor de los casos introducir reformas. Así sucede en Salud y Economía, de la misma manera que la continuidad de Julio Velarde en el Banco Central expresa la voluntad de tranquilizar a los actores económicos en tiempos de incertidumbre y polarización. Quizás lleguemos a saber qué quiso decir la “recuperación de la Fuerza Armada” en cuyo nombre Juan Carrasco juró ayer como ministro de Defensa. Y también qué méritos tiene Jorge Luis Prado para asumir el ministerio de la Producción, que hasta ayer fue dirigido por un militante de Acción Popular. Algunos congresistas oficialistas sostienen que se han roto los vínculos entre el https://rpp.pe/politica/gobierno/presidencia-cito-a-la-prensa-a-una-actividad-de-pedro-castillo-solo-para-verlo-irse-en-su-vehiculo-oficial-noticia-1369949https://rpp.pe/politica/gobierno/presidencia-cito-a-la-prensa-a-una-actividad-de-pedro-castillo-solo-para-verlo-irse-en-su-vehiculo-oficial-noticia-1369949 y Perú Libre. Si eso es verdad, lo que le conviene al país y a Pedro Castillo es proponer un nuevo pacto democrático que genere estabilidad y que nos permita poner la energía en la reactivación económica y la mejora de los servicios públicos.

Las cosas como son