Los pasajeros que ingresen o salgan del país deberán presentar un certificado negativo de una prueba molecular.
Los pasajeros que ingresen o salgan del país deberán presentar un certificado negativo de una prueba molecular. | Fuente: RPP Noticias

Rocío Espinoza, gerenta de Lima Airport Partners, explicó los nuevos protocolos que se están siguiendo en el aeropuerto Jorge Chávez este lunes 5 de octubre, fecha en la que se reanudan los vuelos internacionales a 11 destinos. 

En conversación con La Rotativa del Aire, precisó que si un usuario desea abordar un vuelo internacional, este deberá acudir al aeropuerto hasta con cuatro horas de anticipación. 

"En un primer momento, se fijó para vuelos nacionales tres horas de anticipación. Para que los flujos funcionen bien, ahora es recomendable con dos horas de anticipación para nacionales y para internacionales entre tres a cuatro", expresó. 

Por otro lado, indicó que todos los pasajeros tienen que mostrar su declaración jurada y su descarte de prueba molecular de COVID-19. Asimismo, expresó que se espera que esta semana se tengan alrededor de 60 vuelos. 

Espinoza indicó además que se ha habilitado el patio de comidas para aquellos pasajeros que tengan que esperar para abordar a su avión. También se ha activado la guardianía de vehículos. 

"Esperamos que en las próximas semanas podamos activar mayores servicios", indicó. La gerenta precisó que las salas VIP están funcionando únicamente para vuelos nacionales. 

Por último, aclaró que solo podrán ingresar al aeropuerto las personas que viajarán y solo podrán ir acompañados aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad. 

 

NUESTROS PODCAST

¿La hidroxicloroquina es eficaz para tratar la Covid19? - Espacio Vital

El papel de la hidroxicloroquina durante estos meses de pandemia ha sido y continúa siendo muy estudiado. Formaba parte de las opciones terapéuticas en experimentación con los pacientes hospitalizados por coronavirus, pero al comprobarse que no aportaba beneficio clínico dejó de utilizarse. El Dr. Elmer Huerta dio cuenta de un estudio, que duró 8 semanas, el cual comprobó que dicho medicamento funcionaba como un placebo.