La procuraduría de la Municipalidad Distrital de Nuevo Chimbote (región Áncash) deunciará al gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo, por omisión de funciones al no dar en sesión de uso 22 hectáreas de terreno para poner en funcionamiento el relleno sanitario del distrito.

El anuncio lo hizo el alcalde del distrito, Valentin Fernández Bazán, quien dijo que debido a que la municipalidad no tiene la sesión en uso no puede intervenir en el terreno, donde decenas de personas incluso crian cerdos y burros que se alimentan en medio del botadero de La Carbonera.

Valentin Fernández dijo que si el gobernador regional no autoriza la sesión en uso de este terreno, podría perderse la inversión de 10 millones de soles que la empresa Jika destinará para la construcción del relleno sanitario. Anunció que acudirán a la próxima sesión de consejo regional para hacer este pedido.