regidores
Los concejales abandonaron la sesión de concejo, aun así se aprobó el fideicomiso. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Manuel Sarango

Seis regidores de la Municipalidad de Nuevo Chimbote denunciaron que fueron insultados y agredidos por un grupo de pobladores al abandonar la sesión de concejo en la que se evaluaba la aprobación de un fideicomiso con el Banco de la Nación por 31 millones de soles para el mejoramiento del servicio de limpieza pública.

Los concejales Paola Huamán, Paula de Ambrosio, Christian Estrada, Beatriz La Madrid, Lincol Cedeño  y Luis Ancajima se presentaron en la comisaría de Buenos Aires, donde acusaron al alcalde Valentín Fernández de coacción y de atentar contra la libertad personal por haber permitido la presencia de estas personas para presionarlos y amenazarlos.

“Si bien es cierto las sesiones de concejo son públicas, pero no pueden ingresar personas para que nos agredan, insulten y amenacen”, sostuvo la regidora Paula de Ambrosio.

Por su parte, Pola Huamán expresó que no pueden aprobar el fideicomiso para un proyecto de limpieza pública si no se cuenta con un terreno para el relleno sanitario. Añadió que si este proyecto es aprobado, la comuna estará endeudada hasta el 2027.

El alcalde de Nuevo Chimbote, Valentín Fernández Bazán, manifestó que aún cuando los regidores se retiraron de la sesión de concejo, el fideicomiso con el Banco de la Nación por 31 millones de soles fue aprobado por mayoría simple.

Expresó que no es cierto que los pobladres que se encontraban en la sesión hayan insultado o agredido a los concejales y mencionó que no entiende porqué decidieron retirarse. Dijo que las personas presentes eran dirigentes que están preocupados por el problema de limpieza pública y que este proyecto podrá solucionar las deficiencias de este servicio.