Wilfredo Soto Obregón y su hijo Billy sufrieron un accidente vehicular en carretera de Áncash. | Fuente: RPP

Una acción excepcional. Así calificó Jaime Soto Obregón la valerosa reacción de su sobrino de siete años que caminó más de una hora buscando ayuda para su padre herido luego de sufrir un accidente vehicular en Áncash.

El tío contó a RPP Noticias lo sorprendido que estaba cuando le narraron que Billy caminó en la oscuridad a las tres de la madrugada -a una altura de más de 4,000 metros sobre el nivel del mar- para salvar a su padre.

"Hasta ahora estoy un poco estupefacto porque a esa edad, un niño que pasa sus días en la ciudad y que se vaya a un lugar descampado en horas de la madrugada, hacer una acción así es excepcional", dijo emocionado.

Incluso señaló que la acción fue madura para su edad y recordó que su sobrino "se ha comportado como un adulto en algunas ocasiones".

"A veces cuando conversa con sus padres lo hace como si fuera un adulto. Pensábamos que eran cosas de niños, pero así es él".

Un milagro

Para Soto Obregón, que Billy lograse llegar hasta un campamento instalado por la municipalidad provincial fue un milagro. "La providencia quizás ha querido que él encuentre esa ayuda en un lugar tan lejano donde no hay nada".

Este fin de semana, el menor será condecorado en la provincia de Pomabamba por su valentía. Sin embargo, para su tío es "muy prematuro" este reconocimiento, pues la familia se encuentra enfocada en la recuperación del padre, Wilfredo Soto.

"No creo que sea el momento, porque su papá todavía está en recuperación, aún no sabemos cuánto a durar esto, y podría ser inoportuno".

Su hermano, detalló, todavía permanece en cuidados intensivos, en una clínica local en la ciudad de Huaraz. Tiene lesiones leves en el cráneo, y si bien está fuera de peligro, deben esperar el transcurrir de los días para ver cómo evoluciona su estado de salud.

¿Qué opinas?