El comisario de Chalhuahuacho dio su versión de lo ocurrido ayer. | Fuente: RPP

El mayor Pedro Caballero Villegas. jefe de operaciones de la USE Abancay, denunció que un grupo de comuneros sustrajo el automóvil que el dirigente Edison Vargas usó para atropellar a agentes en las inmediaciones de la minera Las Bambas.

En diálogo con la prensa, el alto mando sostuvo que los comuneros, aprovechando el caos por la intervención de Vargas, se llevaron el coche a un lugar desconocido.

“El vehículo no ha podido ser intervenido ya que en ese ínterin de la intervención (del dirigente), los comuneros aprovechando la cantidad que eran, lo han sustraído el vehículo del lugar. Solo se logró la intervención de la persona”, comentó.

“Este señor en forma intempestiva irrumpió en un lugar donde estaban concentradas las personas y donde había un cerco perimétrico y hay parapetos en el lugar. De no existir estos parapetos, ese vehículo hubiera ingresado al campamento minero y hubiera atropellado a las personas que estaban haciendo su vigilia y a la Policía”.

Al preguntarle por la denuncia del dirigente, según la cual la Policía le disparó (“Un disparo cayó al parabrisas”, dijo a RPP Noticias), el comisario resaltó que esa versión no se puede corroborar debido a la sustracción del vehículo.

Si existiera eso, habría el vehículo en el cual el señor fiscal haga la constatación. Y quien más que ellos para demostrar a la prensa que hay un vehículo con huellas de impacto por arma de fuego”, emplazó al denunciante.

La enviada especial de RPP Noticias a Chalhuahuacho aseguró que el resguardo policial en el distrito se ha redoblado, en prevención de más actos de violencia por parte de los manifestantes contra el proyecto minero.


¿Qué opinas?