cultivos
Cultivos afectados tras fuertes lluvias y granizadas. | Fuente: RPP/Juan Galván

La dirección sub regional de Agricultura de Apurímac, a través de la Oficina de Información Agraria, dio a conocer el reporte de daños registrados en las provincias de Andahuaylas y Chincheros a raíz de las fuertes lluvias y granizadas.

Según reportaron, más de 9 mil hectáreas de cultivos agrícolas fueron dañadas, de las cuales 407 hectáreas fueron afectadas severamente y 8, 760 de forma parcial.

Cabe mencionar, que en estos últimos días no se han registrado lluvias, mientras que los ríos y riachuelos han disminuido su caudal, que es insuficiente para el regadío de las plantaciones agrícolas.