Los lugareños recomiendan llevar ropa de abrigo porque el clima es frío. | Fuente: RPP/Arequipa | Fotógrafo: Pablo Rojas

La represa de San José de Uzuña ubicada en el distrito de Polobaya en Arequipa se ha convertido en un nuevo destino turístico. Cientos de familias aprovechan estos espacios al aire libre para disfrutar de una tarde familiar sin riesgo de contagio del nuevo coronavirus.
 
Las familias pueden disfrutar del paisaje natural, realizar actividades como la pesca, canotaje, paseo en bote y disfrutar de una trucha frita. La represa se ha vuelto muy concurrida durante las últimas semanas y promete ser el destino de los turistas durante el verano.
 
Estefany Ramos, una de las visitantes, contó en RPP que junto a su familia decidió visitar el lugar luego de estar varios meses confinada y siguiendo una rutina estresante, lo que le generó estrés y ansiedad.
 
“Muy divertido y en esta situación de la pandemia nos relaja, nos desestresa. Estar en contacto con otras personas, estar en contacto con el agua…sobre todo a los más pequeños”, comentó.
 
Cecilia Hernández, una madre de familia que llegó a la represa de San José de Uzuña acompañada de su hijo, dijo que su viaje sólo duró dos horas y que todos los arequipeños deberían visitar el lugar.
 
“Vine con mi niño, estresada por la pandemia y espero que los arequipeños puedan visitar la represa donde se cumplen los protocolos de seguridad”, manifestó.
 
La represa de San José de Uzuña está ubicada a 3 mil 305 metros sobre el nivel del mar. En su trayecto se pueden conocer varios pueblos tradicionales que forman parte de la Ruta del Loncco.
 
El gerente de Comercio Exterior y Turismo, Carlos Andrade, informó que en un día pueden llegar al lugar aproximadamente 500 personas y los fines de semana superan los mil turistas locales. La mayoría se traslada en vehículos particulares, ante la falta de un transporte público, hacia el distrito de Polobaya.
 
Para recibir a los visitantes se han implementado todos los protocolos de seguridad; se exige el uso de la mascarilla, se pide respetar el distanciamiento social entre grupos familiares y luego se desinfectan todos los ambientes que fueron usados por los turistas.

El plato de trucha cuesta 20 soles y se vende de lunes a domingo.
El plato de trucha cuesta 20 soles y se vende de lunes a domingo. | Fuente: RPP/Arequipa | Fotógrafo: Pablo Rojas

En el lugar no hay transporte público por lo que se debe acudir en una movilidad particular siguiendo la ruta de la carretera que lleva al santuario de la Virgen de Chapi. El viaje dura dos horas aproximadamente y dependiendo del tipo de vehículo se puede gastar en promedio 40 soles en combustible.

En la represa puedes realizar canotaje, pesca y paseo en bote durante media hora, ambos servicios tienen un costo de 10 soles por adulto y 5 en el caso de los niños.

El plato de trucha cuesta 20 soles y se vende de lunes a domingo. Los fines de semana puedes encontrar diferentes platos típicos a un precio similar. 

El lugar cuenta con todos los servicios básicos y los lugareños recomiendan llevar ropa de abrigo porque el clima es frío y corre viento durante todo el día.