Policía Imata
La comisaría de San Antonio de Chuca, Imata, se encuentra a tres horas de viaje en camioneta de la ciudad de Arequipa y por encima de los 4000 m.s.n.m. | Fuente: Cortesía

Los agentes de la Policía Nacional que laboran en la comisaría del distrito San Antonio de Chuca, Imata, en la provincia de Caylloma, Arequipa, usaron parte de su sueldo para comprar ropa abrigadora y entregarla a niños en situación pobreza que son afectados por las temperaturas que llegan por debajo de los -10°, según reporte del Senamhi (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú).

Esta delegación policial está ubicada al pie de la carretera que une la ciudad de Arequipa con la de Juliaca (Región Puno). Ahí los policías repartieron chompas, medias, buzos, casacas, entre otras prendas de abrigo. Además, distribuyeron zapatos y zapatillas para los pequeños.

El sector de Imata está ubicado a más de 4 550 metros sobre el nivel del mar. Sus pobladores se dedican a la cría de auquénidos y durante los meses de invierno deben soportar temperaturas que descienden hasta los -17° y el resto del año, bordean los 0°.

El pasado 16 de junio, el alcalde San Antonio de Chuca, Imata, Luis Barrera Vilcape, contó en RPP Noticias que durante las mañanas la mitad de la población no puede usar los servicios higiénicos ni asearse porque el agua potable se congela.

Además, indicó: “necesitamos aulas térmicas, solo dos centros educativos tienen esta infraestructura, pero otras tres, que están en mismo Imata, no las tienen."

Las personas que deseen seguir apoyando a los niños pueden comunicarse al número telefónico 938 80 3941, informó la Policía Nacional.

Escucha nuestros Podcast

¿Porqué es tan importante la ventilación de espacios cerrados?

Llegó el invierno y con ello las enfermedades respiratorias. ¿Cómo evitarlas gracias a la ventilación? el doctor Elmer Huerta lo explica