Niño tiene quemaduras de segunda grado y necesitará varias sesiones de curaciones. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Christian Ramos

Un niño de 10 años terminó con quemaduras de segundo grado en las nalgas luego de que su hermano le hizo sentar en un ladrillo caliente porque se orinó en la cama.

Asunción Cuti Ccapa, madre del niño, contó a RPP que llegó pasada las diez de la noche del lunes a su casa en el distrito arequipeño de Miraflores y vio que su hijo lloraba, le preguntó qué pasó y le dijo que le ardían las nalgas.

“Mi hijito se había orinado y su hermano (de 18 años) le había hecho sentar en un ladrillo caliente y lo había quemado”, contó Cuti.

Recién la mañana de este martes lo llevó al hospital Honorio Delgado Espinoza, pero el personal del área de Emergencia le dijo que debía esperar para que su hijo sea atendido, pese a los quejidos del menor.

Tienes que esperar, me han dicho. Yo quiero que atiendan a mi hijo, está grave, tiene ampollas”, dijo la madre.

Mientras Asunción esperaba la atención de su hijo, explicó que conversó con su hijo de 18 años y este le dijo que no tuvo la intención de quemar a su hermano.

“Nunca hizo algo así, ellos se llevan bien, no son maldadosos, se quieren. Por eso no entiendo cómo hizo eso”, dijo Cuti.

El menor quedó en el área de observación debido a las heridas que le provocó el ladrillo caliente.

¿Qué opinas?