El baile fue el antídoto para aplacar el pánico. | Fuente: RPP Noticias

Mientras muchas ciudades se aliviaban del pánico con palabras de aliento en medio del silencio de la madrugada del último domingo tras el terremoto que azotó Loreto, en el centro de Cajamarca una muchedumbre aplacó el miedo de una manera inusual: con una fiesta a ritmo de carvanal.

Todo inició cuando un grupo de asistentes a una discoteca en el centro histórico de Cajamarca evacuó del local por medidas de seguridad a causa del movimiento telúrico de 8.0 que se extendió en todo el norte del país hasta Lima.

En medio del susto, hombres y mujeres salieron del centro nocturno y se apostaron en la intersección de los jirones Junín y Belén. Se pusieron a buen recaudo, y cuando el temor parecía no tener fin, no se les ocurrió mejor idea que superarlo al ritmo de su música tradicional, los carnavales.  

El fragor de la diversión renació y se pusieron a bailar y cantar, como una forma de enfrentar el miedo por el fuerte remezón que duró más de 2 minutos. Con tarola, bombos y trompetas, un grupo de músicos dio color a la festividad en la vía pública.

"Carnavaleando después de temblor!, se le escuchó decir a una persona que grababa la fiesta. Otros también inmortalizaron este momento tomándose fotografías y grabando con sus celulares el jolgorio.

¿Qué opinas?