Agente estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos una semana. | Fuente: RPP/Cusco | Fotógrafo: Gabriel Vela

Una semana después de ser golpeado, durante una intervención a una persona ebria en el distrito de Yucay, provincia cusqueña de Urubamba, murió el policía Moisés Huamán Pari en una clínica de la ciudad del Cusco.

El pasado 9 de mayo el suboficial junto a dos militares intervinieron a José Torres, de 27 años, quien los agredió, uno de los golpes hizo caer al agente que quedó inconsciente. Tras ser llevado al hospital de la provincia de Urubamba lo refirieron a la clínica Suiza del Cusco donde finalmente murió el último sábado.

La Policía Nacional rindió un sentido homenaje al superior Moisés Huamán Pari. En la sede de la VII Macro Región Policial Cusco y Apurímacrecibió honores por parte de los altos mandos.

El jefe de la VII Macro Región Policial Cusco Apurímac, general Víctor Patiño, manifestó que esta lamentable pérdida es por culpa de ciudadanos que no acatan las disposiciones.

"Nosotros estamos como policía velando por la seguridad de los ciudadanos y ellos no acatan las normas, estas son las consecuencias. Un padre de familia que hoy día perdemos, un colega que se está yendo, por la irresponsabilidad de un ciudadano", dijo Patiño.

En Urubamba se realizó una misa de cuerpo presente, para luego trasladar el féretro hasta la comisaría de Yucay, donde fue despedido por sus compañeros tras 35 años de servicio.

El agresor, José María Torres Marca, se encuentra en el penal de Quenccoro cumpliendo nueve meses de prisión preventiva.

Esposa e hija acompañaron el féretro desde Cusco hasta Yucay. | Fuente: RPP/Cusco
¿Qué opinas?