El cuerpo de la joven fue encontrado a tres kilómetros de donde fue hallado. | Fuente: RPP

El cuerpo de la joven de 17 años que cayó a un pozo sin tapa mientras empujaba su carretilla fue hallado sin vida en una bocatoma en el sector de Huacotomayo, frente a la planta de tratamiento de aguas residuales de Seda Cusco, a casi tres kilómetros de donde ocurrió el accidente.

Efectivos de la Policía, bomberos y personal de Seda Cusco buscaron desde el pozo donde cayó la joven, a la altura del paradero Camionero en el distrito de San Jerónimo, hasta llegar a una bocatoma, a tres kilómetros de distancia en el sector de Huacotomayo, en el mismo distrito.

El jefe de la Región Policial Cusco, coronel PNP Alejandro Castillo, informó que el trabajo fue arduo pero, lamentablemente, con resultados negativos.

"Hemos hecho un trabajo arduo, tramo por tramo, parte por parte, siguiendo las indicaciones de los ingenieros de Seda Cusco que son los que reconocen el recorrido de este riachuelo. Al final hemos llegado a esta bocatoma en donde lamentablemente hemos encontrado sin vida el cuerpo de la joven", señaló el oficial.

Castillo indicó que tal vez exista negligencia de ciertas autoridades porque un buzón no puede estar sin tapa; sin embargo, no descarta que el paso de vehículos de alto tonelaje sea un factor de que algunas tapas de los buzones se rompan, aunque también indicó hay personas que se roban estas partes.

La joven de 17 años, vendedora de desayunos, cayó a un pozo sin tapa cuando trasladaba su carretilla para guardarla, El hecho ocurrió en el paradero Petroperú, en el distrito de San Jerónimo.

Testigos aseguraron que no es el primer accidente en la zona y responsabilizaron a las autoridades del hecho.