En plena celebración de año nuevo, el uso de un pirotécnico ocasionó que el techo de la representación en pleno centro de la ciudad sea consumida por el fuego. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Noemy Mamani

El desenfreno gobernó las celebraciones de año nuevo en la ciudad del Cusco, hecho que ocasionó el incendio del techo del nacimiento que decoraba la plaza de armas de la ciudad imperial.

El hecho se registró a los pocos segundos de iniciarse el nuevo año cuando, al parecer, el uso de un artefacto pirotécnico por parte de uno de los asistentes a los festejos en el centro de la ciudad, ocasionara que el fuego se iniciara generando daños en la representación artística que poseía figuras de valor histórico y cultural del artista cusqueño Antonio Olave.

Rápidamente personal municipal y policía, al mando del jefe de la división policial del Cusco, comandante Romel Casanova, retiraron las imágenes y las pusieron a buen recaudo para que los bomberos apagaran las llamas.

Entre los asistentes se encontraba el exregidor de la municipalidad provincial del Cusco, Hector Acurio, quien lamentó lo ocurrido. "Es un hecho muy doloroso que lo que describe es la falta de control y seguridad, Vemos mucho desorden, botellas rotas y libando licor a pesar del control", expresó.

Se conoció a que a pesar de haber una ordenanza municipal que prohibía el consumo de bebidas alcohólicas en la plaza de armas durante los festejos, ésta no fue cumplida debido a que ambulantes lograron efectuar la venta de los mismos.

Las efigies del nacimiento rescatadas, fueron trasladadas a la municipalidad provincial del Cusco, donde se espera que en las próximas horas sean devueltas a los propietarios.