En tanto, el alcalde Ricardo Valderrama pidió al pueblo cusqueño a permanecer unidos a pesar de las dificultades. | Fuente: RPP Noticias

En una ceremonia breve y simbólica se realizó el izamiento de la bandera en homenaje al Día de Cusco. Asistieron el alcalde provincial, Ricardo Valderrama y sus regidores.

También estuvo presente el Inca, quien, en medio de la Plaza Mayor, dijo en quechua que el Cusco está triste y preocupado por la pandemia. Él mirando al cielo y con las manos levantadas, pidió al Dios Sol que ayude al país a superar la COVID-19.

En tanto, el alcalde Ricardo Valderrama pidió al pueblo cusqueño a permanecer unidos a pesar de las dificultades.

“Hemos tenido desafíos en nuestra historia, pero siempre hemos salido adelante. Saquemos esa fuerza, es parte de nuestra fortaleza. Debemos cumplir todas las recomendaciones de las autoridades, vamos a vencer”, dijo el alcalde.

Para el mediodía, se realizó, como parte de las celebraciones del Inti Raymi, el encuentro entre el Inca y el Dios Sol, donde el Inca pidió que sane a la Pachamama y que el flagelo del nuevo coronavirus sea erradicado de la tierra. Esta ceremonia fue sin público.

En la celebración también participaron el jefe de la Quinta Brigada Militar, general Damián Cevallos, y el jefe de la Séptima Macrorregión Policial, Víctor Patiño.