Lejos de honrar a los muertos, invasores construyeron ranchos en el cementerio trujillano de Mampuesto, uno de los destinos de los huaicos de la quebrada San Ildefonso durante el Niño costero de 1998 y 2017.

Rodeados de cruces, tumbas y coronas fúnebres, los usurpadores pusieron palos y esteras sobre 15 de las 31 hectáreas del camposanto que hace 20 años fue concesionado a la empresa Jardines de la Paz.  

RPP Noticias constató que presuntos traficantes de terrenos lotizaban con cal el cementerio, que era vigilado por desconocidos a bordo de motocicletas.

Serán desalojados

Antes de ser concesionado, el camposanto era administrado por la Beneficencia Pública de Trujillo. Precisamente, el gerente general de esta entidad adscrita a la municipalidad provincial, Jimmy Ly Layza, anunció en RPP Noticias que se tomarán las acciones legales para el desalojo de los invasores.

"Ellos han invadido en la madrugada, confiados de que sábados y domingos las autoridades no laboran, pero ya hemos tomado contacto con la Policía Nacional y los concesionarios para tomar las acciones inmediatas", aseguró en el programa Encendidos Trujillo.

Sepa más:
¿Qué opinas?