Tras una intervención policial y de la Fiscalía, los mineros ilegales optarán por salir a ciudades a encontrar nuevas formas de vida. | Fuente: Ministerio Público

Los trabajadores de mineras informales optaron por retirarse con facilidad ante el bombardeo para destruir 15 pozas ubicadas en los cerros El Minero, La cruz y El Soyano, en el distrito de Salpo, provincia liberteña de Otuzco.

Así lo expresó el dueño de una de estas pozas, Agapito Villarreal Fabián, quien expresó que esta era la única fuente de ingreso de su familia y que no fueron notificados para retirar sus máquinas de la zona.

Asimismo, señaló que la Policía y el Ministerio del Ambiente regresarían nuevamente y lamentó que debido a esta intervención, personas que por años se dedican a esta ilegal actividad opten por irse a las ciudades a buscar una nueva forma de empleo debido a que, según dijo, la agricultura no es rentable en esta zona.

¿Qué opinas?