Directora del centro de rehabilitación juvenil | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque

Ante los últimos hechos ocurridos en el centro de rehabilitación de menores “José Quiñones Gonzales”, ubicado en Pimentel (región Lambayeque), más conocido como “El Escuelín”, donde el pasado lunes, 4 internos fugaron y ayer martes otro grupo lo intentó, la directora René Coronado, se pronunció.

La funcionaria, refirió que estas fugas son provocadas o lideradas por jóvenes que ya cumplieron la mayoría de edad, puesto que el 40 % de la población interna de este establecimiento ya cumplió 18 años, lo que constituye un garve problema. A ello se suma la sobrepoblación que se atiende.

“Esta infraestructura fue elaborada para un albergue de menores y su capacidad máxima es de 80; sin embargo, en la actualidad tenemos 157 internos y no se ha acondicionado ni mejorado la construcción desde 1978”, detalló a RPP Noticias.

René Coronado, desmintió las denuncias sobre supuestos abusos y severos castigos a los internos, pues aseguró que constantemente son supervisados por el Ministerio Público y que los padres de los menores infractores también tinen facilidades al acceso e información sobre sus hijos.

“El sistema ha cambiado, al igual que las condiciones de atención a los jóvenes, quienes reciben un tratamiendo adecuado, basado en lograr su recuperación y reinsersión a la sociedad”.

Informó que las actividades se realizan de forma normal, pero se han activado los protocolos de emergencia internos y se están realizando trabajos de contención con los educadores y la Policía; pues de presentarse una verdadera situación de crisis, no se podría controlar.

0 Comentarios
¿Qué opinas?