Trabajadores de ambas facciones aseguran tener la razón
Trabajadores de ambas facciones aseguran tener la razón | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Rosario Coronado

Con ollas vacías y carteles, dos facciones de trabajadores de la empresa agroindustrial Pucalá (Lambayeque) protestaron en los exteriores del Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, situado en pleno centro de la ciudad.

Un grupo respaldaba a la administración judicial del renunciante, Luis Dávila Dávila, y el otro la rechazaba, debido a la falta del pago de remuneraciones. Agentes de Policía Nacional se vieron obligados a intervenir para evitar un enfrentamiento.

“Queremos que el juzgado emita la resolución donde aceptan la renuncia del señor Luis Dávila y asuma un nuevo responsable (…) Estamos más de 5 meses impagos, somos 2 500 trabajadores, así como despedidos, bajo esta situación”, sostuvo el dirigente, José Rodríguez Chávez.

En tanto, el otro grupo asegura que los intereses son de la primera facción. 

“Nosotros avalamos la administración vigente y rechazamos que el juez quiera otorgar la dirección de la empresa a gente ligada al prófugo Carlos Roncal. También tenemos que denunciar que el grupo contrario nos amenaza cuando vamos a trabajar”, aseguró, el dirigente, Carlos Ramírez Ludeña.

Ambos grupos indicaron que continuarán con sus protestas.