puente
Muchas personas en su intento por llevar algo de comida a su familia han arriesgado su vida. | Fuente: RPP/Yesenia Moreno | Fotógrafo: Cortesía

Hambre, desesperación, dolor, y muerte se vive actualmente en diversos distritos de la región Lambayeque, debido a que los pobladores que lo han perdido todo a raíz de las lluvias, ya no saben cómo sobrevivir ante las inclemencias de la naturaleza.

Arriesgan sus vidas. Muchas personas en su intento por llevar algo de comida a su familia han arriesgado su vida. Tal es el caso del agricultor Adán Crisanto Parra, quien murió la mañana del viernes, al cruzar el río Tocto, cuando intentaba llegar a su chacra en el distrito de Olmos, para proveerse de alimentos para sus hijos. Asimismo, hoy sábado, el poblador William Sánchez Julca, de 30 años, fue arrastrado por el río Chancay a la altura del sector Los Ficus en el distrito de Chongoyape, por la misma situación.

"Quizá por ser una zona límite entre Piura y Lambayeque y – como está lejos - es que las autoridades han olvidado que pueblos como El Tocto, San Ramón, El Pasaje, Palo Blanco, entre otros, también sufren las inclemencias de la naturaleza y hay familias que ya no tienen que comer", manifestó Nancy Crisanto, sobrina del agricultor, que fue hallado siete horas después de su desaparición.

Agricultor que murió tras ser arrastrado por el río Tocto.
Agricultor que murió tras ser arrastrado por el río Tocto. | Fuente: Cortesía

Claman ayuda. Pobladores de diversos caseríos de Inkawasi, Kañaris, Olmos, Zaña, Chongoyape, Motupe, Salas, Mórrope, entre otros, con sus voces entrecortadas e invadidos por la desesperación al verse aislados y sin alimentos, clamaron al Gobierno Central ayuda pues a la fecha ya no tienen que comer y más aún cuando el precio de los productos de primera necesidad se han incrementado considerablemente.

Testimonios. "Los centros poblados de Chiñama y Huallabamba, y otros 12 caseríos de Kañaris están aislados desde hace un mes por la interrupción de las vías carrozables. Las bodegas están desabastecidas de productos. Pedimos ayuda", reportó un poblador desde la zona a RPP Noticias.

"Queremos hacer un llamado a las autoridades para que brinden apoyo al centro poblado Canchachalá y a sus caseríos en Inkawasi. Hasta el día de hoy estamos aislados y los precios de la canasta básica familiar han aumentado", manifestó el señor Santos Carrillo.

"El río se ha salido, se ha llevado casas, animales y cultivos. Son cerca de 70 niños que están durmiendo en plásticos desde hace una semana en el caserío Racalí en Olmos. Son 200 familias que no tienen luz ni agua ni alimentos", precisó el director del colegio del caserío, Carlos Humanal.

En tanto, unas 30 personas del caserío Monteverde en el distrito de Mórrope, permanecen aislados desde hace 15 días producto del desborde del río La Leche, por lo que piden ser rescatadas, debido a que no tienen alimentos

Familias aisladas por la interrupción de caminos tras huaicos.
Familias aisladas por la interrupción de caminos tras huaicos. | Fuente: Cortesía

Pérdida de hongo de Marayhuaca y aguaymanto. Productores del caserío de Marayhuaca, en Inkawasi, reportaron que un promedio de 10 toneladas de este alimento muy nutritivo y que se comercaliza procesado para diversas comidas, se están perdiendo debido al mal estado de los caminos, que impide el traslado de la mercancía hacia la costa.

De igual manera, unas 50 parcelas de aguaymanto también se estén perdiendo en el sector Huallabamba del distrito de Kañaris,  generándose un perjuicio económico para los productores que solían comercializar unos 3 mil kilos de aguaymanto por semana.