Colegiado sentenció a mal docente | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Foto referencial

En el distrito lambayecano de Motupe, un profesor fue sentenciado a 30 años de pena privativa de la libertad e inhabilitado de por vida para ejercer su carrera, por haber violado sexualmente a una niña de 11 años.

La fiscal Patricia Edith Bazán Rojas, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Motupe, pudo demostrar que el agresor José Teodoro Piscoya Ynoñán ultrajó a la escolar en varias oportunidades.

El hecho ocurrió en el caserío El Limonar de Motupe en el año 2016, cuando este sujeto se acercó a la menor, aprovechando la amistad que tenía con sus padres. Luego de las vejaciones, el profesor amenazaba de muerte a fin de callarla.

Sin embargo, la fiscal Bazán Rojas dio a conocer que luego de haber sido ultrajada en tres ocasiones, la menor tomó valor y le contó a sus padres, quienes procedieron a  realizar la denuncia inmediatamente.

Entre los elementos probatorios presentados por la representante del Ministerio Público, se encuentran la declaración testimonial de la menor, el certificado médico y de la pericia psicológica que se le practicó.

En la sentencia, se le prohíbe al victimario comunicarse o acercarse a la víctima o a cualquiera de sus familiares.

¿Qué opinas?