Obras Av. Sánchez Cerro
A esto se suma que algunas señales están deterioradas y hay presencia de residuos sólidos y desmonte. | Fuente: Defensoría del Pueblo

La Defensoría del Pueblo supervisó en la ciudad de Piura la ejecución de tres obras públicas de infraestructura vial, advirtiendo serias deficiencias en materia de seguridad y cuidado del medio ambiente, situación que coloca en riesgo la integridad física de las personas y genera congestión vehicular.

Esta situación se aprecia en las dos obras que se ejecutan en la avenida Sánchez Cerro, en las intersecciones con las avenidas Mártires de Uchuraccay, Sullana y Vice, las cuales no cuentan con suficientes cintas de seguridad para demarcar el área de construcción.

Además, se advirtió la instalación de algunas señales deterioradas, la falta de indicaciones del desvío vehicular y la invasión de cruceros peatonales por bloques de seguridad.

En la obra ubicada a lo largo de la avenida César Vallejo (entre el óvalo Cáceres y la avenida Don Bosco), también se advirtió la falta de cintas de seguridad,  la colocación de maquinaria que impide el desplazamiento peatonal y la ausencia de personal de la policía para ordenar el tránsito. En esta obra no se encontraba presente el residente de obra, ni el representante de la empresa supervisora. 

En ambas obras se verificó la presencia de residuos sólidos y desmonte excedente alrededor de las mismas.

La Defensoría del Pueblo recomendó a la Municipalidad Provincial de Piura garantizar que estas empresas cumplan, en el plazo inmediato, con la instalación de cintas de seguridad y la señalización correspondiente.

Asimismo, se coordinó con el representante regional del Ministerio de Vivienda y la Gerencia de Infraestructura del Gobierno Regional de Piura el seguimiento a las empresas responsables de supervisar la ejecución de las obras. Y se exhortó a la Policía de Tránsito a contribuir con el control de estas zonas.