Arzobispado de Piura
El Arzobispado de Piura exhorta a las parroquias a cumplir los protocolos de prevención de la COVID-19 | Fuente: ARZOBIPADO PIURA | Fotógrafo: CORTESÍA

El Arzobispado de Piura y Tumbes emitió un comunicado en el que fija para el próximo domingo 15 de noviembre el inicio de las misas con presencia de fieles en los recintos católicos de toda la jurisdicción donde existen 49 templos. 

La medida se aprobó después de 8 meses y solo abrirán las iglesias donde se garanticen las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio de la COVID-19. Por ello la celebración de sacramentos que implica aglomeración de personas, como la Primera Comunión y Confirmación, siguen suspendidas hasta el 2021. Solo pueden celebrarse matrimonios. 

El Arzobispado exhortó a los párrocos a garantizar la implementación del protocolo para la celebración de actos religiosos y de la guía para la celebración de misas con presencia de público.

“Será responsabilidad de los señores párrocos, rectores de iglesias y capellanes, fijar los horarios de las misas, debiendo informar de los mismos a sus fieles y al vicario episcopal de su vicaría. Entre celebración y celebración deberá haber por lo menos una hora de intermedio”, se lee en el comunicado.  

Algunas de las medidas de prevención a cumplir son el control de la temperatura, uso obligatorio de mascarilla, higiene de manos, respetar el aforo y distanciamiento de un metro durante la celebración de la misa. También, a los menores de 14 años, mayores de 65, pacientes con enfermedades preexistentes u otro riesgo seguirán la misa de forma virtual. 

Las iglesias fueron cerradas para evitar aglomeraciones y la propagación de la COVID-19. En agosto se abrieron sólo para realizar oraciones.