El video compartido a nuestro Rotafono muestra cómo el alcalde es ajusticiado. | Fuente: Rotafono

Ronderos del distrito de Cruceta-Tambogrande, en Piura, flagelaron al alcalde de esta localidad, Dionisio Julcahuanca, por una supuesta infidelidad.

Milciadades Saavedra, presidente de la ronda campesina de esta jurisdicción, informó a través del Rotafono que la autoridad fue castigada con al menos cuatro latigazos.

El dirigente compartió un video del ajusticiamiento, en el que se ve a Julcahuanca recostado en el piso boca abajo, recibiendo varios latigazos por parte de los ronderos.

Se desconocen detalles de la falta cometida por la autoridad, pero no es el único caso de rondas campesinas tomando justicia por sus propias manos.

A inicios de mes, al alcalde de Santiago de Chuco (Trujillo), Juan Gabriel Alipio, fue detenido por los ronderos de su jurisdicción por presuntamente hacer proselitismo político a favor de un candidato, según reportó el diario La Industria.

Y más recientemente vecinos de Los Olivos, en Lima, capturaron a dos rateros que habían asaltado a un transeúnte. Antes de entregarlos a las autoridades, los golpearon, los desnudaron y los obligaron a hacer ejercicios como castigo.


¿Qué opinas?