Destruyen maquinaria y campamentos durante interdicción minera en Ananea

Hombre se prendió fuego y una mujer incluso puso en riesgo su vida y la de su bebé para frustrar la intervención.
La policía empleó bombas lacrimógenas para dispersar a quienes se amotinaron. | Fuente: Rpp/Referencial

La Policía Nacional y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental desde las cinco de la mañana retomaron las labores de interdicción contra la minería ilegal en el distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina (región Puno), en medio de la violenta resistencia de los lugareños.

El mega operativo se realizó con más de 300 efectivos policiales en los sectores de Ajoyani, Chaquiminas, y luego se trasladaron hacia a la zona de Oriental.

Un promedio de cinco maquinarias, chutes y cantidad de insumos destinados para la minería ilegal fueron destruidas con dinamita, e incluso se tuvo que utilizar bombas lacrimógenas para dispersas a las personas que se amotinaron y trataron de frustrar la intervención.

Intentaron matarse. Para frustrar la intervención, un hombre intentó matarse prendiéndose fuego, pero un agente policial lo metió a un charco de lodo para salvarle la vida. Posteriormente lo en una ambulancia al hospital de Putina para que se le curen las quemaduras.

Para evitar ser detenida y evitar que destruyan su maquinaria, una mujer también quiso arriesgar la vida y la de su bebé poniéndose al frente de su campamento artesanal.

Roger Tello Ramírez, jefe de la Macro Región Policial de Puno – Madre de Dios, indicó que este operativo se realizó debido a que se habían reconstituido los campamento ilegales a pesar que anteriores interdicciones, agudizando la contaminación ambiental.

¿Qué opinas?