Comuna juliaqueña bajo el ojo de la tormenta por anomalías.
Regidor cuestionó la inercia de la procuraduría municipal. | Fuente: Rpp/Referencial

El regidor de la Municipalidad Provincial de San Román, Abraham Contreras Vargas, ha pedido que el alcalde Oswaldo Marín Quiro, solicite que la Contraloría General de la República audite a la gerencia de fiscalización y control por diversas irregularidades cometidas en esa área.

En diálogo con la Rotativa Regional de Rpp Noticias, justificó su petitorio en mérito al informe del responsable de esta gerencia, Isaac Ramos Ortiz, quien en sesión de consejo realizada esta mañana denunció que algunos funcionarios no están actuando correctamente.

Precisó que ocho  trabajadores, se ha pedido que siete sean removidos del cargo. Están cuestionados por la pérdida de dos expedientes de locales nocturnos que debieron pasar a ejecución coactiva, y merecían una sanción por tratarse de casos de reincidencia.

Contreras Vargas ha indicado que todas estas acusaciones Ramos Ortiz tiene que presentarlas documentadamente, y también amerita que procuraduría municipal inicie las acciones pertinentes.

El concejal cuestionó por ejemplo, que la secretaria de esta gerencia a pesar de haber actuado de forma indebida descuidando documentos en custodia se le haya premiado enviándola a otra área, cuando lo que correspondía era sancionarla y despedirla.

De otro lado, cuestionó la labor de la procuradora municipal, Flor de María Torres Sumari, porque a pesar de los reiterados exhortos para que actúe sobre determinadas anomalías, hace caso omiso a éstas; por ello no descartan pedir su destitución si sigue con esa actitud.

Entre otras presuntas anomalías, se conoció que habría desaparecido equipos de filmación de la subgerencia de Serenazgo Municipal. Ello todavía es materia de investigación.