Golpeando ollas y sartenes, pobladores de San Antonio de Putina reclaman obras de envergadura. | Fuente: RPP

Vecinos de diferentes barrios de la ciudad de San Antonio de Putina, en la región de Puno, salieron anoche de sus viviendas para protestar con un 'cacerolazo' contra sus autoridades. Golpeando sus ollas, los pobladores reclaman la ejecución de obras de mayor envergadura.

La alcaldesa provincial Yolinda Barrantes Quenallata es acusada por los vecinos de no cumplir con los compromisos que asumió durante su campaña electoral, como la conclusión e instalación del servicio de agua y desagüe, entre otros proyectos.

El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de la Provincia, Antonio Obregón, solicitó el cambio inmediato del gerente municipal y la transferencia total del hospital para la instalación de un centro de atención para pacientes con la COVID-19.

A esta protesta, que también tenía como objetivo rechazar la gestión del consejero regional José Luis Borda, se sumaron los pobladores del centro poblado de La Rinconada. La alcaldesa Barrantes no contestó a nuestro llamado sobre la denuncia del dirigente.

Los vecinos exigen la conclusión e instalación del servicio de agua y desagüe, entre otros proyectos.
Los vecinos exigen la conclusión e instalación del servicio de agua y desagüe, entre otros proyectos. | Fuente: RPP