Uno de los principales implicados en el proceso del denominado caso de los “Petroaudios”, Rómulo León Alegría, puede obtener la libertad en noviembre próximo, cuando se cumpla 36 meses sin sentencia, desde que fue detenido en octubre del 2008 por mandato del Tercer Juzgado Penal de Lima, advirtió el exprocurador y director del Proyecto Anticorrupción del Instituto Democracia y Derechos Humanos de la Universidad Católica, Iván Montoya.

Dijo que existe la posibilidad de que una vez puesto en libertad, León Alegría fugue del país.

“El problema radica en que la medida de detención provisional ya cesaría, con los riesgos de fuga que se acrecientan considerablemente, porque este tipo de personas tiene esta posibilidad”, declaró.

Aclaró, empero, que el proceso contra León Alegría por delitos de corrupción seguirán adelante hasta que el tribunal correspondiente dicte sentencia, pese a que el procesado se encuentre en libertad.

Señaló que este proceso judicial aún no se encuentra en etapa de juicio oral, lo que hace difícil apreciar, en el corto plazo, una sentencia sobre la responsabilidad de León Alegría en este caso.

Montoya propuso a la sala que procesa este caso a que opte por un arresto domiciliario contra Rómulo León, ya que se trata de un mecanismo contemplado en la jurisprudencia peruana.

Asimismo, propuso que, de manera extraordinaria y excepcional, se extiende aún más el plazo de detención, resolución que tendría que estar debidamente fundada en los parámetros que el Tribunal Constitucional ha señalado para una medida de este tipo.

El caso “Petroaudios” está referido a las irregularidades en el proceso de licitación para la exploración y explotación de cinco lotes petroleros que convocó el Estado, a través de la empresa estatal Perúpetro, y que concluyó con el otorgamiento de la licencia al consorcio Petroperú/Discover Petroleum International.

Andina