Torres-Paredes
El jefe del Gabinete indicó que la cuñada del presidente ha sido maltratada tras entregarse a las autoridades. | Fuente: Andina

Aníbal Torres, presidente del Consejo de Ministros, consideró que la decisión de Yenifer Paredes de entregarse a las autoridades la vuelven "una líder" y opinió que, a su juicio, se le debe "preparar" para las próximas elecciones.

Según precisó, la cuñada del presidente Pedro Castillo se ha "sacrificado" al acatar la orden de detención preliminar en su contra como parte de la investigación por integrar una presunta organización criminal.

En ese sentido, manifestó que para los próximos comicios Yenifer Paredes debe "estar defendiendo" los derechos del pueblo en los puestos más altos de la política peruana.

"Yenifer Paredes se está sacrificando inocentemente, está siendo maltratada, está siendo privada de su libertad, pero los peruanos estamos ganando una líder que en las próximas elecciones debe estar defendiendo los derechos del pueblo en los puestos más altos de la política peruana. Eso tenemos que lograrlo y tenemos que prepararla para eso", dijo.

Yenifer Paredes en sede de Diviac

La cuñada del mandatario fue trasladada la tarde de este miércoles desde la sede del Ministerio Público hacia la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional del Perú.

Esto luego de que se entregara a las autoridades de la Fiscalía de la Nación tras permanecer prófuga por 24 horas, al no haber sido ubicada en Palacio de Gobierno en vísperas.

RPP Noticias pudo confirmar que la hermana de la primera dama Lilia Paredes llegó a la sede policial a bordo de una camioneta con lunas polarizadas.

Paredes estuvo acompañada por Lourdes Huanca, quien es presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas. Ella estuvo esta mañana en un acto realizado en Palacio de Gobierno y registra tres visitas a la sede del Ejecutivo.

Ella va a permanecer en la sede de Diviac, en la avenida España, los 10 días de detención preliminar que se le dictó como parte de la investigación que se le sigue por presuntamente integrar una organización criminal.