Aprobación de García aumentó por pinceladas populistas, según Apoyo

Alfredo Torres señaló que además de disminución de inflación, jefe de Estado ha demostrado buenos reflejos ante crisis como retorno de Carranza al MEF.

La popularidad del presidente Alan García ha aumentado en el último mes a 32%, debido no solo a la disminución de la inflación, sino a los buenos reflejos del mandatario para hacer frente a la crisis internacional con "pinceladas populistas", aseveró el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres.

"Creo que sí ha habido en el presidente García una reacción bastante rápida frente a la crisis internacional con un discurso que le resulta naturalmente más fácil para un político que es ofrecer medidas para generar empleo, para que el país no pare, con algunas pinceladas populistas", indicó en Ampliación de Noticias.

El analista de opinión público, sin embargo, consideró que si bien alguna gente puede pensar que el populismo es muy grave, "todavía está más al nivel del estilo que de contenido, en donde hay posiciones más críticas hacia los empresarios, invitándolos a que inviertan".

Además, destacó los buenos reflejos del jefe de Estado para enfrentar la crisis a través del cambio en el Ministerio de Economía, que ahora está bajo el mando de Luis Carranza. "Creo que eso ha sido una buena jugada en el sentido de que el ministro anterior (Luis Valdivieso) fue convocado para combatir la inflación no supo engancharse con el cambio de reglas de juego cuando debía impedir que la economía decaiga", señaló.

"Ese nuevo estilo presidencial; más preocupado por el empleo, que el Perú no pare, hacer obras, invertir más, eso ayuda a que aumente su popularidad, junto a la disminución de la inflación", detalló.

No obstante, reconoció que existe el riesgo de que por el éxito del estilo populista, García Pérez se olvide de que gracias al modelo económico, el Perú ha acumulado reservas, superávit, ha fortalecido su sistema bancario, entre otras acciones que permiten que el país siga creciendo en medio de la crisis.

Empero, Torres también resaltó son los sectores A y B, los que rechazan la expropiación de terrenos que legaliza las invasiones. "Pero incluso los niveles C y D, aunque ya por menor margen tampoco aprueban la ley", anotó.

Sin embargo, es el sector D el que aprueba la medida gubernamental, la cual para muchos deja abierta la puerta a futuras invasiones que exigirán una ley similar a la dada por el Ejecutivo.

Además, el analista destacó los buenos reflejos del jefe de Estado para enfrentar la crisis a través del cambio de ministro de Economía. "Creo que eso ha sido una buena jugada en el sentido de que el ministro anterior (Luis Valdivieso) fue convocado para combatir la inflación no supo engancharse con el cambio de reglas de juego cuando debía impedir que la economía decaiga", señaló.