Califican de alentadora la reagrupación de exmiembros del GEIN

General (r) Marco Miyashiro, exmiembro del GEIN, dijo que hay personal en actividad que conformó dicho grupo policial y que puede aportar a la inteligencia nacional.
Lima
00:00

El general (r) Marco Miyashiro, ex director general de la Policía Nacional del Perú, calificó de alentador el anuncio del gobierno respecto a que serán convocados los exintegrantes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) para afianzar el trabajo de inteligencia.

Miyashiro, exmiembro del GEIN, grupo que logró la captura del cabecilla de Sendero Luminoso (SL) Abimael Guzmán, destacó esta medida adelantada por el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, al indicar que el gobierno debe contar con una adecuado servicio de inteligencia para combatir a las nuevas tendencias subversivas.

"Es alentador que el ministro (Pedraza) haya anunciado la decisión de reagruparlos y colocarlos en unidades que tengan relación con la inteligencia operativa policial, para que esa experiencia siga que estos policías en actividad tienen siga favoreciendo la lucha contra la criminalidad organizada al servicio de nuestro pueblo peruano", aseveró en diálogo con RPP Noticias.

El general en retiro recalcó que el GEIN, que hace 20 años logró la captura de Abimael Guzmán, todavía tiene algunos de sus exmiembros en actividad, “solo que están desperdigados”.

En ese sentido, dijo que dichos policías en actividad con la experiencia comprobada, pueden incorporarse a la inteligencia nacional.

Consultado sobre si estaría dispuesto a participar en calidad de asesor  -por su condición de policía en  retiro- Miyashiro señaló que preferiría dar cátedra para formar a nuevas generaciones de agentes.

De otro lado, comentó que para hacer frente a los remanentes de Sendero, no se debe olvidar la historia.

En esa línea, recordó que cuando surge la banda criminal en 1980, las Fuerzas Armadas no conocían la "intimidad" de la organización sediciosa.

Anotó que si bien comenzó un periodo de "pacificación" con la captura de Guzmán Reynoso el 12 de septiembre de 1992, en el año 2000 -por un aire de triunfalismo- "se quiso borrar todo lo que fue la organización terrorista".

"Se desactiva la base en el VRAE, se recorta el presupuesto a las Fuerzas Armadas y la Policía. No hubo adquisición de nuevos equipos, no hubo reentrenamiento de personal y toda esa inacción y desidia fue aprovechado por la organización terroristas para reconstituirse y fortalecerse", sentenció.

Además, cuestionó que en el referido periodo se realizaran nuevos juicios a condenados por terrorismo y se les haya dado beneficios penitenciarios.

Advirtió que con ayuda del narcotráfico, Sendero ha logrado una avanzada armada que sigue en el Huallaga y el VRAEM.

Recordó que el grupo subversivo ha creado organizaciones de fachada que se están infiltrando en diferentes sectores de la sociedad, "para hacer un lavado cerebral y tener mayores adeptos en un proceso que se conoce como acumulación de fuerzas".

Finalmente, añadió que Sendero está practicando el secuestro de menores para contar con elementos armados y adoctrinados en el futuro.