El fiscal supremo Carlos Ramos Heredia dijo que no tiene impedimento legal para aspirar a ser fiscal de la Nación, ya que su parentesco con la primera dama, Nadine Heredia, es lejano.

“Me he sentido en medio de una tormenta, sin ninguna justificación, porque el tema de la relación familiar o parentesco creo que ha quedado zanjado”, dijo a RPP Noticias.

“Debo puntualizar, reiterando, que soy un pariente lejano y no tengo ningún impedimento legal para poder ejercer y ser un aspirante a la Fiscalía de la Nación”, añadió.

Ramos Heredia dijo que no ha negado el parentesco con la primera dama, sino que -en una entrevista pasada- señaló que no “no soy pariente legal”.

Sobre la posibilidad de que este parentesco tenga una influencia en su criterio, en el caso de llegue a presidir el Ministerio Público, el fiscal dijo eso no ocurrirá “de ninguna manera”.

“Ingresé al Ministerio Público por concurso público en 1981. Entonces, se infiere con claridad que he estado durante varios gobiernos y no he pertenecido ni pertenezco a ningún partido político”, comentó.

“En todos los casos, y son bastante difíciles y graves, contra funcionarios de alto nivel que he seguido, porque he trabajado en el sistema anticorrupción, lo he hecho seguido por el tema de la objetividad, de la transparencia y es en base a esto he ganado muchos de estos procesos”, añadió.

Además, apuntó que la ley permite inhibirse de los casos en los que hay un parentesco cercano con los involucrados, algo que no se aplica en el caso con la primera dama.

“A mí no me tiembla la mano cuando tenga que procesar algún tema de alguna persona que sea un pariente lejano”, sentenció.