Congreso inicia trámites para que Villa Stein sea llevado de grado fuerza

El congresista Mesías Guevara informó que se adoptó esta situación ante la reiterada negativa del magistrado a presentarse ante la comisión Áncash.
Andina

La comisión parlamentaria que investiga las irregularidades en la región Áncash pidió al procurador del Congreso iniciar los trámites para que el Poder Judicial disponga el traslado de grado fuerza del juez supremo Javier Villa Stein, anunció hoy su presidente, Mesías Guevara.

Tras precisar que lamentaba “haber llegado a este punto”, Guevara reafirmó que se adoptó esta situación ante la reiterada negativa del magistrado a presentarse ante esta comisión, que lo convoca para que declare sobre los convenios que firmó en su condición de presidente del Poder Judicial con el ex presidente regional César Álvarez.

“Lo único que queremos con ello es hacer respetar al fuero parlamentario”, recalcó.

Guevara señaló que Javier Villa Stein fue convocado hasta en cuatro oportunidades sin éxito. La última se le cursó con orden de apercibimiento, “que representa una advertencia de que si no viene voluntariamente se le traerá de grado o fuerza”, explicó el parlamentario.

Javier Villa Stein
explicó que el procurador del Poder Congreso pedirá a un juez para que disponga el traslado del magistrado en un plazo de 48 horas.

Al ser consultado si será con apoyo de la Policía, indicó que “este es un procedimiento que el Poder Judicial establecerá con la Policía Nacional; nosotros como comisión no vemos ese punto operativo”, expresó.

En cuanto a lo señalado por Villa Stein, en el sentido de que el tema de los convenios no necesitan mayor explicación pues todo figura en esos documentos, Guevara indicó que “la investigación la hacemos nosotros y no él”.

Opinó, en tal sentido, que tras la firma de esos convenios, continuó “una estrategia de inmunidad a favor de César Álvarez y sus seguidores” desde determinadas instancias judiciales.

De igual modo, Guevara cuestionó que en una reciente entrevista Vila Stein haya “insultado y adjetivizado” contra del Congreso, en lugar de mostrarse abierto a cooperar con las investigaciones.